Diseñar una nueva carrera y un estilo de vida más saludable y gratificante

KR2105331_JUNG_HYE_HWA_1

Jung Hye Hwa y
Kim Han Koo

Corea

El año en que se unieron a
Nu Skin: 
2006

Su gran PORQUÉ (sueño):
Darles esperanza y sueños
a tantas personas como sea
posible ganando a la vez más
tiempo libre y  beneficios
económicos para  su familia. 

Cita del Éxito:
"Guía a tu equipo,
toma la iniciativa y
se un ejemplo". 

Jung Hye Hwa es una mujer a la que siempre le ha gustado el dibujo, y aunque usó su talento para crear su propia empresa de diseño, finalmente también consiguió trazarse una carrera completamente diferente y un estilo de vida que le permitió lucir, sentirse y vivir mejor que nunca. Esta es una experiencia que tiene sus altibajos, y sus momentos de duda, pero encontró la manera de perseverar y mantenerse concentrada en su sueño, un sueño que Nu Skin le ayudó a definir y, en última instancia, a conseguir.

Como estudiante en la universidad, Jung Hye Hwa pudo perfeccionar su talento creativo hasta conseguir finalmente convertirse en CEO de su propio negocio tras trabajar en el departamento de relaciones públicas de una empresa electrónica puntera. Tras crear su propia empresa de diseño publicitario, la dirigió durante 13 años. "El diseño publicitario era lo que más me gustaba en el mundo, y me hacía sentirme realizada", dice. Su negocio creció y prosperó, lo que le dio la oportunidad de trabajar con compañías importantes de Corea y de todo el mundo, así como con agencias gubernamentales. Sin embargo, su bienestar físico no era tan bueno, y empezó a tener algunos problemas de salud.

Fue entonces cuando descubrió Nu Skin y sintió la necesidad de involucrarse en la compañía. Pero antes quería estar absolutamente segura de que los productos eran tan buenos como decían. "Solía pensar que los buenos productos son aquellos que aparecen en la televisión, o los que se venden muy caros en los grandes almacenes", dice. Por eso, sabía que tenía que usar los productos de Nu Skin antes de compartirlos con sus clientes potenciales. "Si vendo un producto sin usarlo yo misma, creo que esto podría potencialmente crear algunos problemas de honestidad y confianza", explica. "Si no hubiera descubierto lo buenos que eran los productos por mí misma y no hubiera confiado en Nu Skin, no habría podido llevar a cabo este negocio".

Jung Hye Hwa describe dos modos en los que los productos le ayudaron a sentirse y lucir diferente: unos resultados que aumentaron la confianza que tenía en que los podría compartir con los demás. Siempre había tenido la piel seca, en especial durante en invierno, y pronto se dio cuenta de que Nu Skin le ayudaba a suavizar y acondicionar su piel, incluso durante los meses más secos y fríos. Además, solía estar siempre muy cansada por las mañanas, pero notó que LifePak le ayudaba a tener más energía para así poder empezar su día antes.

Nu Skin la ayudó a definir sus sueños

Vendiendo los productos a sus clientes y añadiendo personas a su equipo, también descubrió que su viaje con Nu Skin la estaba obligando a decidir qué era lo que quería realmente conseguir en la vida. Y se dio cuenta de que su sueño tenía muchas caras: quería traer nuevas esperanzas y sueños a tantas personas como le fuera posible, quería hacer algún voluntariado, y quería dar tiempo libre y beneficios económicos a su familia.

Convertir estos sueños en realidad le costó trabajo y determinación para seguir adelante a pesar de los obstáculos. Al principio, seguía dirigiendo su empresa de diseño publicitario y trabajando con su negocio Nu Skin cuando podía. Asistía a formaciones temprano por la mañana y durante su pausa para comer; iba a demostraciones y reuniones después del trabajo y en los fines de semana, y veía a gente siempre que podía. Además, añade, nunca se perdió ninguna reunión de su grupo y escuchaba dos o tres presentaciones en CD cada día.

Hablar de Nu Skin en grandes reuniones al principio fue difícil para ella. "Al principio creía que no sería fácil para mí integrarme en una organización, y eso hacía que fuera complicado duplicar lo que quería hacer". Pero, añade, siguió trabajando con los otros en todas las actividades, aunque no quisiera hacerlo, y se dedicó a duplicar esta actividad. Y el rechazo le resultaba muy duro, en especial cuando venía de alguna de sus amistades. Para enfrentar el desánimo, reforzó el compromiso que tenía con sus objetivos.

Para seguir haciendo crecer a su equipo, añadió a nuevos miembros llamando a sus contactos. "Fui a un sitio que no conocía y recluté a gente", explica. "Cultivé su confianza, los convertí en grandes fans y clientes de los productos de Nu Skin, y después recluté a algunos. Al principio fue realmente duro. De vez en cuando me ponía a llorar en mi coche. Pero también me di cuenta de que hay mucha gente buena en el mundo, y me dediqué a conseguir el éxito con esa gente".

KR2105331_JUNG_HYE_HWA_2

Jung Hye Hwa y Kim Han Koo con su equipo

Encontrar la fuerza y motivación para seguir adelante

Incluso cuando su salud la obligó a frenar su trabajo durante un año, después de desmayarse en un evento, encontró la fuerza necesaria para mantener vivos sus sueños a pesar de haberse planteado abandonar. Sacó valor gracias a su equipo, que estaba esperándola para recomenzar a trabajar, y se sentía responsable por todos ellos. Les demostró a ellos y a sí misma que podría restablecerse y recuperar su capacidad de alcanzar objetivos cuando subió orgullosa al escenario durante la Success Expo de Nu Skin Korea en 2015, donde fue reconocida como creadora de 4 Star. Ahora que su salud ha mejorado, Jung Hye Hwa se ha comprometido a ayudar a los demás. "He decidido dedicar mi "vida recobrada" a ayudar a las personas que necesiten ayuda", dice.

Hoy en día, Jung Hye Hwa tiene un entusiasta colaborador en el desarrollo de su equipo: su marido Kim Han Koo. Cuando Jung se unió por primera vez a Nu Skin, él "se oponía silenciosamente", pero ahora se ha comprometido a tiempo completo con su negocio Nu Skin. "Ahora mi marido confía en mi más que en nadie, y es el gran apoyo que me ayuda a continuar hacia adelante", dice.

Las múltiples luchas - y logros - de Jung Hye Hwa le han permitido usar sus experiencias para liderar dando ejemplo. Ella conoce de primera mano los obstáculos que los miembros de su equipo han tenido que superar y les da rápidamente ánimos y confianza. "Noto su dolor porque yo también he pasado por ahí", declara. También demuestra la importancia de desarrollarse personalmente leyendo libros y asistiendo a presentaciones que aumenten su conocimiento y el crecimiento de su negocio, así como las cualidades necesarias para ganar clientes. Se concentra en dar consejos simples y claros, escuchar a los miembros de su equipo y animarlos a seguir la Ruta al Éxito tanto de la compañía como de su línea ascendente, para que crezcan y se conviertan ellos también en líderes.

Ahora centrada completamente en Nu Skin, Jung Hye Hwa cuida de su salud; cree que la salud de las personas es uno de los factores principales para construir y desarrollar un negocio Nu Skin sostenible. "También es muy importante mantener un cierto nivel de energía", añade. "Al mismo tiempo, es importante desarrollar un carácter comprensivo y solidario".

Ayudar a su equipo a alcanzar sus objetivos es un punto básico de los esfuerzos de Jung Hye Hwa en su trayectoria con Nu Skin. "Dedicándome a este negocio, he empezado a reconocer el valor de las personas y su diversidad", dice. Sabe que los actos sencillos, repetidos una y otra vez, son los que le ayudarán a ella y a su equipo a triunfar: algo que ha aprendido con los años y que aún practica. "Cuando sentí que mi equipo estaba en peligro de fracasar, supe que tenía que reaccionar", explica. "Volví a crearme una base de clientes, invitando a gente, haciendo demostraciones, y explicándoles la oportunidad de negocio". 

« Anterior

Siguiente »