Buscando nuevos caminos para alcanzar su estilo de vida ideal

US8347425_Jinsil_Kim

Jinsil Kim

EE.UU.

El año que se unió a Nu Skin:
2006

Su gran PORQUÉ (Sueño):
Ganar recompensas económicas
y tiempo libre  para mejorar
mi calidad de vida y conseguir
dar más sentido a mi vida.

Cita del Éxito:
"Ser realista es el camino
más común hacia la mediocridad". 

La decisión de Jinsil Kim se unirse a Nu Skin vino con el deseo de crearse una estrategia de salida de su trabajo como diseñadora de interiores. Le gustaba lo que hacía y disfrutaba de éxito en su profesión, pero sabía que ese trabajo siempre le iba a exigir pasar mucho tiempo lejos de su familia. Además, sabía que una carrera en el diseño de interiores nunca le permitiría hacer realidad sus sueños. Ella deseaba tener la libertad de vivir la vida a su manera.

Jinsil usaba ya los productos antes de descubrir la oportunidad de negocio que Nu Skin ofrece. Quedó inmediatamente impresionada por los productos cuando los usó por primera vez, y cuando aprendió más sobre la compañía y cómo podría cambiar su vida con el negocio, mantuvo su mente abierta. Como ya le encantaban los productos y los resultados que estaba experimentando, se encontraba cómoda hablando a la gente de ellos. "Me encantaba tener la oportunidad de ayudar a los demás compartiendo mis experiencias positivas", dice.

Las acciones vienen acompañadas de fracasos pero crean éxito

Como muchas otras personas que han emprendido un negocio con Nu Skin, Jinsil tuvo que aprender a superar el mayor desafío de todos: su miedo a compartir Nu Skin con los demás, en especial los desconocidos. Y esto resultó ser una lección muy valiosa para ella, que vivió cuando hacía el negocio a media jornada durante el primer año al tiempo que seguía trabajando como diseñadora de interiores. Resuelta a aprovechar al máximo el poco tiempo que le quedaba para trabajar en su nuevo negocio, una de sus tácticas para vender los productos era crear una lista de salones de manicura y visitar a sus propietarios para hablarles de los productos. "Hablar con los dueños de estos centros fue un gran desafío para mí porque era algo que no había hecho nunca antes", dice. "A veces me sentaba en el parking durante 20 minutos antes de poder reunir el valor para entrar".

Tras sufrir varios rechazos, Jinsil perdió su coraje y dejó de acercarse a los salones. "No salí y me quedé metida en casa hasta que recuperé el valor necesario para volver a intentarlo", admite. Para ganar confianza, leía libros y escuchaba presentaciones de líderes del negocio. "Recuperé la confianza cuando acepté que las acciones vienen acompañadas de fracasos pero crean éxito", dice. Una vez que le quedó claro lo que tenía que hacer y recobró la confianza en sí misma", volvió a esforzarse.

Con la decisión de cambiar de actitud, Jinsil ha conseguido clientes minoristas como resultado de sus visitas a los salones. "Mi discurso de ventas mejoró enormemente con la experiencia; sin embargo, el mayor cambio para mí fue cómo me preparaba mentalmente", dice. "Pude salir de mi zona de confort y superar mis debilidades".

Esta perseverancia permitió a Jinsil dedicar todo su tiempo a Nu Skin, una decisión que tomó tras asistir a una reunión de lanzamiento en Florida. Fue una decisión que su familia no aprobó al principio. Aunque la apoyaban en sus esfuerzos, dice que al principio no entendían el negocio y lo que podría significar para ella. "Ahora están muy orgullosos de mí y han empezado en Nu Skin conmigo", dice.

La clave está en escuchar y comprender

Uno de las mayores diferencias que Jinsil notó en su trabajo como líder de ventas de Nu Skin fue centrarse en el trabajo en equipo, un concepto totalmente diferente a lo que era su trabajo como diseñadora de interiores. "Cuando trabajaba como diseñadora de interiores, no había mucho trabajo en equipo", explica. "Había mucha competencia por los clientes y los objetivos de ventas eran muy altos, lo que creaba rivalidades. La diferencia con Nu Skin es que mi éxito depende del éxito de los demás. Cuando me preocupo por los otros y los ayudo, tengo más éxito"."Esta filosofía de crear el éxito personal llevó a Jinsil a adquirir otro valor que ella dice que le benefició mucho. "He aprendido a entender y querer a las personas", añade. "He aprendido que la solución a la mayoría de los problemas con los que nos encontramos es el cariño".

Comprender a las personas ha ayudado a Jinsil a vender productos a las personas y a construir su equipo. Eso es porque ha encontrado el tiempo necesario para escuchar lo que la gente necesita realmente antes hablarles en profundidad sobre la compañía y sus productos. "Primero escucho a las personas; si se lo que necesitan y lo que buscan, puedo compartir con ellos el estilo de vida o los productos que necesitan e invitarlos a algún evento o reunión", explica. Comparte los productos y el negocio con gente todos los días, tanto a individuos como a grupos. "Busco a gente que quiera cambiar su vida", declara. Al conseguir nuevos clientes, demuestra constantemente la diferencia que ofrecen, sigue en contacto regular con ellos para mantenerlos informados, comparte experiencias y les enseña cómo usar los productos de la forma más eficaz.

US8347425_Jinsil_Kim_2

Jinsil Kim junto a su equipo

Guiando a los demás hacia el éxito

Ahora, Jinsil trabaja duro no solo para vender productos, sino también para asegurarse el éxito para sí misma y para su equipo. Un ejemplo de esto es que algunos de los miembros de su equipo se han calificado para el Viaje del Éxito en Hawái. Su motivación personal estaba alimentada por el hecho de que ella y su marido nunca pudieron ir de luna de miel. Su objetivo era calificarse para el viaje para que pudieran disfrutar de "una semana en el paraíso". También era importante para ella que sus principales líderes se calificaran para conseguir este incentivo. Para hacerlo, usó sus tablas de sueños para ponerse objetivos claros. "Trabajamos codo con codo en equipo, compartimos nuestros resultados regularmente, y animándonos mutuamente", dice. "También hicimos eventos de equipo y trabajamos juntos en reuniones".

Comunicarse de forma regular con su equipo y sus clientes y trabajar estrechamente con ellos es una parte básica del éxito de Jinsil. Organiza reuniones semanales y formaciones para educarlos y para convertir a los miembros de su equipo en líderes en los que confiar. "Todos aprendemos unos de otros", declara.

La falta de confianza en sí misma que una vez sufrió ya no existe y sigue trabajando duro para alcanzar nuevos objetivos. Dice que la razón por la que ha ganado confianza al compartir los productos de Nu Skin con otras personas cada día, incluso fuera de su comunidad, es su superioridad y los resultados que aportan. "La gente nota mi pasión y eso ayuda a generar interés".

Sus objetivos son alcanzar el título de Team Elite Platinum y ayudar a los miembros de su equipo a hacerse Team Elite Executives. También quiere demostrar a la gente que la rodea lo maravillosa que es Nu Skin como compañía. "Quiero enseñar y demostrar a mi comunidad que Nu Skin es un negocio increíble con gente increíble que deberían ser admirados por lo que hacen", explica. "Mi objetivo personal es trabajar duro para conseguir recompensas económicas y tiempo libre para poder viajar más. Quiero dar a mi hija todo lo que necesite y permitirle dedicarse a lo que le apasione cuando sea mayor.

 

« Anterior

Siguiente »